www.nettime.org
Nettime mailing list archives

[nettime-lat] EAF - "El público y sus imágenes"
Silvestre Byrón on Sun, 29 Sep 2002 04:45:10 +0200 (CEST)


[Date Prev] [Date Next] [Thread Prev] [Thread Next] [Date Index] [Thread Index]

[nettime-lat] EAF - "El público y sus imágenes"


          EAF/Render - 2ª Ed. Corregida y aumentada
                 Diversidad y Convivencia
                 EL PÚBLICO Y SUS IMÁGENES

   En dos trabajos teóricos, “MRO/La tesis” y
“Carácter social del MRO” (EAF/Render, 2001), se
describe la alternativa diversidad/convivencia a
través de la teoría de los modos de representación
cinematográficos y las agrupaciones sociales.
Substancialmente se limita a señalar que no hay imagen
fílmica sin público (grupo social) específicos. Este
trabajo propone abrir la teoría de los modos de
representación del cine, en particular, para ampliarla
a la imagen, en general, relacionada a la teoría de
los grupos sociales.-

   Se tiene presente que no hay imagen sin consignas
implícitas. Hay valores en cada sistema
representacional que la sociedad distingue con la
mirada. También se tiene presente a la sociedad misma
con un elemento funcional cuyos mecanismos sociales de
control conforman la persona social, la personalidad
socio-cultural del individuo, como un conjunto de
pautas asimilados de la sociedad, manifiestos en el
comportamiento social. Todavía más, ese elemento
también distingue la diferenciación social.
Hay un «debe ser» societario como también hay un «es»
comunitario. Lo institucional por un lado. Con una
“mentalidad” institucionalizada del individuo
socializado-aculturizado en los ejes de la situación
perenne de masa, en un «proceso de masificación».
Nivelación, estandarización. El individuo tipificado
por una sociedad de masa. Por otra parte, está lo no
institucional o desinstitucionalizado. Una fuga de la
situación perenne de masa, en un proceso de
«desmasificación». Configurando una “mentalidad” no
institucionalizada del individuo
socializado-aculturizado en la diversidad.
Se advierte la presencia de sistemas
representacionales de la imagen coadyuvantes del
proceso de masificación y de desmasificación que
socializan y aculturizan al individuo en la mentalidad
de masa y la diversidad. Institucionalmente hay una
justificación societaria que califica imágenes
oficiales y opositoras como partes de un proceso
funcional de la sociedad masificada. Tales
representaciones conforman en el polo conceptual del
espectador educándolo funcionalmente con arreglo a su
estructura de pensamiento y de dominación, produciendo
al individuo masificado, en la tipificación. Su bajo
coeficiente de humanidad, finalmente, expulsa a
quienes cuestionan su condición de personas
socializadas-aculturizadas por el proceso de
masificación. Por una elección o un proyecto
existencial, individualmente o entre agrupaciones
sociales, personas hay que evaden la mentalidad de
masa y quiebran su situación perenne de masa. De un
modo no institucional también hay una justificación
comunitaria que califica imágenes opcionales como
partes de un proceso educativo funcional de la
sociedad desmasificada. Tales representaciones
conforman en el polo perceptual del espectador
educándolo funcionalmente con arreglo a su estructura
de pensamiento y de dominación, produciendo al
individuo desmasificado, en la diversidad.

LOS MODOS DE REPRESENTACION. La teoría de la
representación cinematográfica de Noël Burch (“El
tragaluz del infinito”) establece un sistema
institucionalizado, el Modo de Representación
Institucional (MRI). Éste justifica el «debe ser» de
las películas a través de teorías formalistas y
estéticas preceptivas determinando un MRI/Clásico
fundamento de un «primer cine» y un MRI/Moderno
fundamento de un «segundo cine». Ambas modalidades
crean una extensión. Antagónica en apariencia esa
amplitud va desde un cine de estrellas y de estudios,
narrativo, de entretenimiento, “comercial”, hasta un
cine de autor, esteticista, de reflexión,
“independiente”. Como fuera, el MRI participa del
oficialismo de la imagen. El mainstream, el
overground. Como réplica a través de lo clásico y lo
moderno, la extensión presenta un «tercer cine». La
investigación y la actitud declarante configuran un
ordenamiento militante, “político”. Conformado al debe
ser del MRI esta modalidad interviene como oposición
al oficialismo. Este cuadro se complementa con otro
modo de representación. Un sistema no
institucionalizado puesto fue “fuera” o “abajo” de la
extensión MRI. Es el Modo de Representación Opcional
(MRO), fundamento de un «cuarto cine». Sin teorías
formalistas ni estéticas preceptivas su propia
espontaneidad lo impulsa. La experimentación, el
porn-o, lo queer y la tesis, entre muchas variantes,
configuran al underground. Cine, vídeo, sitios en la
Red. Hay un espectáculo visual under, como hay teatro,
música y filosofía under. En disidencia al oficialismo
y la oposición esta modalidad interviene como
opcionalidad de la imagen.

ACCION PRAGMATICA Y ACCION PRACTICA. Un arqueo entre
sistemas de representación pone en relieve la «acción
pragmática» institucional con tendencia «dominativa» y
la «acción práctica» no institucional con tendencia
«emergente».
Por un lado el MRI establece sus imágenes con arreglo
a una acción pragmática buscando capitalizar
determinados intereses. Políticos o económicos.
Gubernamentales o empresarios. Lo institucional apunta
a sostener una estructura de pensamiento uy de
dominación a través de una moral dogmática y
societaria en una situación perenne de masa. De allí
que la representación del oficialismo y la oposición
tiende a ser dominativo. Como masa de maniobra o de
oposición, el espectador es institucionalmente
impuesto al debe ser de la moral societaria. Al fin,
el MRI dominativo es un utilitarismo.
Por el otro, el MRO sugiere una acción práctica de la
imagen acorde a los principios del MRO: libertad,
libración, como «condición de condiciones», imagen «en
trance», objeto de interés «en sí», subjetivismo,
individualismo, fuera del radio de izquierdas o
derechas. Esas son las notas substanciales del
«principio de opcionalidad». Desaprensión, gratuidad.
Aptitud para distinguir el es de la imagen. Su
búsqueda integra una filosofía existencial donde la
imagen opcional refiere un estadio de vida estética y
una ética en edificación. Ante la situación perenne de
masa y la representación del oficialismo y la
oposición la diversidad que el MRO genera tiende a ser
emergente.

MODUS, MODIS. Completando la descripción de los
sistemas representacionales cabe referir la cuestión
del modo (modus) y de los modos (modis) así como la
«heteronomía» y «autonomía» de sus artistas
generadores de imágenes y de su público.
Desde su formalismo y preceptividad, el dogmatismo del
MRI se resuelve a través de un único «debe ser». Lo
cual supone un modus representacional dominativo. Sin
cuestión, su imagen y sus consignas obedecen la
verticalidad de su moral societaria. Del mismo modo,
ese modus funda la heteronomía del público y artista
generador de imágenes. El sostén de la estructura de
pensamiento y de dominación requiere de determinados
fines y virtudes políticas y sociales. La división
social del trabajo así lo exige. Hay un rol social de
la imagen. Oficial u opositor ese rol está
institucionalmente acreditado. Desde la heteronomía y
la acción pragmática, el artista del MRI está obligado
a ratificar sus fines y virtudes políticas o sociales.
Debido al no dogmatismo del principio de opcionalidad
el MRO se ensancha en más de un sistema
representacional. Hay entonces una pluralidad de modis
de representación emergentes. Conforme se diversifica
lo espontáneo del es de la imagen también se
diversifican sus consignas. Este ensanchamiento es
creado por la horizontalidad de la ética comunitaria.
La división social del trabajo mal podría imponer
exigencias. El artista generador de imágenes es
autónomo. Libre de fines o virtudes políticos o
sociales que no dependan de su elección. La estructura
de pensamiento y de dominación, fuera de la situación
perenne de masa –desmasificada, no institucional-
también genera nuevas formas de relación y de
agrupación social. Al fin, de interacción social. 

LAS AGRUPACIONES SOCIALES. Diversas descripciones
proporcionadas por teorías de campo sociológicas
señalan una condición overground o underground del
público y sus imágenes según su mayor o menor
inserción institucional en situación perenne de masas.
Esa situación clasifica agrupaciones sociales
definidas por la «solidaridad» y/o «cooperación» de
las relaciones sociales en función de «necesidades
afines» y/o «intereses comunes». Existen modalidades
de relación «primarios» (afectivos) o «secundarios»
(racionales). Cada agrupación social destaca objetivos
que señalan la funcionalidad y significación de las
interacciones sociales: movilidad de la persona
social, variabilidad de necesidades e intereses,
carácter formal e informal de cada grupo, grado de
organización, etc. Todo define el “perfil” de cada
modo de relación.
La teoría de Juan Carlos Agulla (“La promesa de la
sociología”, pág. 272) destaca cuatro modalidades
fundamentales:
·	grupos sociales organizados
·	grupos sociales no organizados
Según el carácter personal de sus relaciones primarias
se integran dos modalidades en las agrupaciones no
organizadas (pág. 283):
·	grupos sociales comunitarios
·	grupos sociales societarios
Según el carácter personal de sus relaciones primarias
se integran dos modalidades en las agrupaciones no
organizadas (pág. 283):
·	grupos no organizados duraderos
·	grupos no organizados efímeros
También se describen dos modalidades más justificadas
en la relación unilateral (pág. 283) y en un factor
mediático (pág. 286):
·	grupos focalizados
·	grupos nominales
Tanto el sentimiento de solidaridad y la cooperación
institucional y, correlativamente, sus modalidades
agrupación establecen la intimidad o impersonalidad
del vínculo, la cohesión o generalización del grupo.
La diversidad se establece entre la pequeña agrupación
y la situación de masas, descripción contenida en El
carácter social del MRO que se transcribe tal cual.

  GRUPOS ORGANIZADOS COMUNITARIOS. Casi como en una
fraternidad, los miembros se vinculan a partir de un
compromiso más o menos explícito. Hay una habituación,
una periodicidad, una cierta estabilidad en sus usos y
costumbres. De allí el carácter comunitario. Lo
intuitivo de este vínculo. Se reconoce en grupos de
espectadores concurrentes a distintas salas teatrales,
galerías de arte, cafés literarios y centros
culturales a los cuales son habituales y cuya oferta
se orienta a modalidades artísticas e intelectuales
progresistas o contestatarias.

  GRUPOS NO ORGANIZADOS DURADEROS. Estos carecen de
estructuras establecidas con jerarquización de status
y división clara de roles. La fidelidad, más que el
compromiso, integra a sus miembros. Lo personal. El
siquismo individual. De allí el acento fuertemente
afectivo de estas agrupaciones. Se reconoce en grupos
de vecinos, de autoayuda, de amigos o de adherentes a
una causa, en torno a un grupo de artistas o
intelectuales, en apoyo a grupos de trabajo,
conteniendo según el gusto, la simpatía o los ideales
propuestos.

  GRUPOS ORGANIZADOS SOCIETARIOS. Si bien son
primarios en sus modos de relación, se integran a
partir de la simpatía, un objetivo específico o
meramente contingente. Usualmente superan inhibiciones
formales, incentiva frustraciones previas y pone al
descubierto situaciones paroxismales. Es el caso de
las hinchadas y las barras bravas en los encuentros
deportivos y los recitales de rock.

Por último los grupos focalizados y las agrupaciones
nominales señalan otras modalidades que establecen
contactos entre la solidaridad y la cooperación, las
relaciones primarias y las secundarias. Siguiendo la
misma fuente:

  GRUPOS FOCALIZADOS. Son aquellos que buscan cubrir
necesidades a través de un vínculo unilateral. Esto
es, el comercio social depende del comportamiento del
individuo acorde al comportamiento de otros individuos
estando todos dentro de un mismo campo vital. Persona
o personas (actor/es) interactúan con un conjunto de
personas (espectadores) según una focalización
temática y espacial. Efímera, por otra parte. Se
reconoce en espectáculos unipersonales o de conjunto,
conciertos y recitales, o bien, en presentaciones de
artistas e intelectuales, paneles de conferencistas,
charlas y debates públicos.

  AGRUPAMIENTOS NOMINALES. Al modo de las categorías
demográficas, estos conjuntos, minoritarios en la
relación primaria y mayoritarios en la relación
secundaria, tienen cierta o nula interacción o
comercio social suplido por sistemas de representación
mediáticos. Sus necesidades se cubren individualmente.
En forma más o menos anónima y relativamente
unilateral. Constituye «los» públicos (también se los
considera mercados) del cine, el vídeo y el cable; la
internet y cualquier otra realidad virtual. 

Dado que el MRO se sustenta en el sentimiento de
solidaridad y las relaciones primarias face to face,
el principio de opcionalidad funda la diversidad en lo
no organizado y la focalización. Es su prerrogativa
ante el MRI como paradigma de vínculos secundarios y
cooperativos. Lo underground, el público de la
diversidad, el grupo pequeño ¿una subsociedad o una
progresión de subsociedades?

  NOTA BENE. A modo de conclusión cabe advertir la
necesidad de completar estas relaciones con nuevos
desarrollos teóricos. La cuestión política y jurídica
de la diversidad y sus representaciones. Por un lado,
desde la teoría política a través de la relación Arte
y Estado. Por el otro, desde la teoría jurídica, a
través de la «ausencia de norma» y el derecho. También
está abierto el arqueo de los procesos de
«topificación» (masificación) y de «racionalización»
(desmasificación) que las relaciones implican.
1ª Ed. Internet: Iberoamerica-act (5/2/02).

Bibliografía:
Agulla, Juan Carlos. “La promesa de la sociología”.
Editorial de Belgrano. Buenos Aires, 1982.
Agulla, Juan Carlos. “Razón y sociedad”. Universidad
Nacional de Tucumán; Facultad de Filosofía y Letras.
Tucumán, 1965.
Burch, Noël. “El tragaluz del infinito”. Editorial
Cátedra. Madrid, 1991.
Videografía:
Byrón, Silvestre. “En el mundo de la luz”. Archivo
Filmoteca, 1987-98.
Internet:
Byrón, Silvestre. “Arte y rebelión contra el mundo
moderno”. Geocities.com/eaf_underground; 2002.
Byrón, Silvestre. “Teoría del arte complaciente”.
Geocities.com/cuidar_se; 2002.
Byrón, Silvestre. “MRO”.
Geocities.com/eaf_underground; 2001.
Byrón, Silvestre. “MRO-Contemporáneo”.
Geocities.com/eaf_underground; 2001.
                         EAF/2002.-



Ahora podés usar Yahoo! Messenger desde tu celular. Aprendé cómo hacerlo en Yahoo! Móvil: http://ar.mobile.yahoo.com/sms.html
_______________________________________________
Nettime-lat mailing list
Nettime-lat {AT} nettime.org
http://amsterdam.nettime.org/cgi-bin/mailman/listinfo/nettime-lat