www.nettime.org
Nettime mailing list archives

[nettime-lat] El trabajo colectivo, "muy serio y un juego"
fran ilich on Mon, 19 Jan 2004 14:53:46 +0100 (CET)


[Date Prev] [Date Next] [Thread Prev] [Thread Next] [Date Index] [Thread Index]

[nettime-lat] El trabajo colectivo, "muy serio y un juego"


El trabajo colectivo, "muy serio y un juego", expresa el hijo de la artista
surrealista 

http://www.jornada.unam.mx/02an1cul.php?origen=cultura.php&fly=

Pablo Weisz y Leonora Carrington exhiben seis cadáveres exquisitos

''Mi madre siempre fue respetuosa con mi labor; si acaso me hacía
correcciones en la técnica'', señala el pintor Académica de EU anuncia libro
sobre la relación de la creadora con la alquimia

MERRY MAC MASTERS 

De nueva cuenta y en la más pura tradición surrealista, Leonora Carrington y
su hijo Pablo Weisz han hecho una media docena de cadáveres exquisitos que
se exhibe como parte de la muestra de obra reciente de Weisz Carrington,
inaugurada ayer en la galería El Estudio (Alvaro Obregón 73, colonia Roma).

El cadáver exquisito es un juego surrealista de creación colectiva (escrita
o gráfica) en el que cada integrante del grupo realiza parte de una obra sin
conocer las restantes.

Pablo Weisz, quien radica en Richmond, Virginia, señala que cuando viene a
México trata de hacer trabajos con su madre.

El método que utilizan para sus cadáveres exquisitos es el tradicional:
''Uno hace una parte y la tapa con un papel y cinta adhesiva para no influir
en la otra persona. Mi madre hace la parte de arriba del cuadro y yo la de
abajo o viceversa. Cuando se abre es una sorpresa. A la manera de los
griegos es una especie de mitad león y mitad caballo. Como somos dos
personas distintas, son dos sistemas diferentes".

Para Weisz Carrington estos trabajos son al mismo tiempo "muy serios y un
juego". 

"Los juegos son muy serios. Sin juegos la vida es muy desagradable. Por eso
lo tomo in earnest seriousness (con seriedad serio)".

-¿Empezó a pintar por el solo hecho de que su madre es pintora?

-Esa es una explicación incompleta. Sí, el ambiente de mi casa, en el que
crecí, por supuesto que tiene una influencia en mí. No sé cómo decirlo de
una manera exacta, pero es como cuando algo te muerde. Entonces a uno se le
queda una especie de enfermedad benigna que se llama querer hacer algo en un
papel o en un cuadro.

-¿Pinta desde siempre?

-Empecé como cualquier niño dibujando cosas muy primitivas, pero con el
tiempo participé en exposiciones de dibujo en la escuela. Mi mamá siempre
fue extraordinaria en ese sentido. Nunca fue egoísta con su tiempo. Me
decía: 'pinta, a ver qué sale'. A veces sí marcaba algunas correcciones,
pero más bien trataba de no hacerlas. En cuestiones de técnica sí me decía
con mucho tacto que no hay perspectiva o no hay sombra, etcétera, como
cualquier buen maestro, pero sin meterse en lo que estaba haciendo.

-¿Siempre ha tenido influencia de su madre?

-Por supuesto que sí. Pero cualquier persona con ojo podrá ver las
diferencias. Uno colores y técnicas muy distintas. Mis cuadros son más bien
escenas en las que hay algo real y algo misterioso. Casi siempre trato de
integrar una cosa real en el cuadro. Mi madre es completamente onírica.
Tiene muchos aspectos mitológicos y subconscientes. En cuanto a lo mío no
creo que sean sueños. Más bien se trata de una ventana entre el mundo de lo
real y de lo irreal en la que... No sé si a usted le ha pasado: si cuando va
manejando de repente hay un papel que se mueve, pero a usted le parece como
un gato o un perro. Para mí eso es más significativo de lo que sería un
sueño, porque los sueños se me olvidan. Casi nunca pongo un sueño en un
cuadro; son cosas que se me ocurren durante el día. También tengo una
influencia científica. Entonces veo cosas distintas, lo que influye en el
tipo de cuadros que hago.

Pablo Weisz es patólogo y tiene a su cargo tres hospitales que atienden a
personas sin recursos, veteranos del ejército de Estados Unidos. Apunta que
sus personajes no son autorretratos: "Las caras que veo se me aparecen ya
sea en los animales o en los humanos que pinto".

Si Weisz Carrington muestra, además de los cadávares exquisito s, varias
acuarelas sobre papel, es debido a su facilidad para traerlas a México. En
noviembre exhibirá acrílicos en la galería de Arte Contemporáneo
Latinoamericano, en Los Angeles, California.

Describe las acuarelas como "mucho más espontáneas. Son imágenes que han
salido de imágenes sugestivas por el trasfondo. Los acrílicos, por lo
general, los planeo de antemano con un dibujo, cambio las composiciones. En
las acuarelas, sin embargo, hay un fondo muy sugestivo. Me gusta mucho cómo
la acuarela hace distintas formas con diferentes técnicas, mientras en el
acrílico me enfrento a un espacio en blanco".

Por su parte, la investigadora estadunidense Susan Aberth, quien hizo su
tesis doctoral sobre Leonora Carrington, convertirá su trabajo académico en
un libro titulado La cocina alquimista , que se concentra en "los
complementos de la alquimia, lo oculto y la esfera doméstica femenina, en
particular". Se publicará hacia finales de 2004.

A pesar de que Aberth, quien es profesora de arte latinoamericano en la
Universidad de Bard, tiene contacto con Leonora desde hace varios años,
aclara: "Leonora nunca explica nada. No le gusta ser muy personal. Pero,
como académica, he pasado la década anterior reuniendo todo lo escrito sobre
ella y armándolo. Revisamos todas sus imágenes para rectificar títulos y
fechas, para que esto se quede como un archivo permanente".  

_______________________________________________
Nettime-lat mailing list
Nettime-lat {AT} nettime.org
http://amsterdam.nettime.org/cgi-bin/mailman/listinfo/nettime-lat